Un manojo de brocoli en queso shodon

Acaba de toparse con un proyecto culinario uniforme. Se dignó entretener la mitad de su cumpleaños. Solo sosteniendo monedas, votó por la comida perfecta. El brócoli, la mayonesa de queso y la pechuga de pollo llegaron a mi parrilla. El brócoli se enjuagó y se frotó en dos. Buscó esos párrafos que perforaron un montón. El pecho del gallo se molería, continuaría cortándolo satánicamente fino, sazonarlo, verterlo con aceite, mezclarlo en un plato resistente al calor y quemarlo hasta que esté dorado. Solo salsa profesional frita. Salteado de champiñones y cebollas sobre margarina, espolvoreado con albahaca, orégano y plantar con pimienta. Se unió al vodka y lo ahogó por un segundo. Cuando preparó bien su plenitud ahora, agregó un poco de harina y un bosque de lácteos canarios limpios. Trabajé hasta que los puntos finitos se mezclaron. Empacó los aromas del brócoli en grandes toboganes, a la vista. Szodon inmediatamente existió en la gota mientras cortaba kurak. Roció el brócoli elegantemente con mayonesa de la colina y espolvoreado con pollo. Un viejo amigo increíblemente sorprendido por la carretera actual.