Problemas de seguridad energetica de polonia

El riesgo de una explosión en el campo de trabajo u otras habitaciones visibles es un problema que no puede subestimarse. La ley de construcción requiere una serie de protección contra explosiones en tales significados y no entrar en ella puede ser la base de una tragedia grave. Los apartamentos con exposición particular a la posibilidad de explosión son varios negocios y naves industriales. Hay todo lo que necesita para lograr la infelicidad: los gases inflamables se almacenan en cilindros de gran capacidad, fuentes de fuego y, a menudo, ventilación insuficiente. Todo esto sirve a la posibilidad de una explosión.

Se deben tomar precauciones especiales en los lugares descritos anteriormente. Las revisiones periódicas de la organización y el tratamiento continuo de las imperfecciones son muy importantes. Si las escobillas del motor eléctrico se usan como prueba, habrá grandes chispas, varias veces más grandes que en el funcionamiento normal. La seguridad contra explosiones también incluye una inspección detallada de todos los cilindros y recipientes que contienen gases y sustancias inflamables. Un cilindro con fugas con un gas explosivo podría llenar la habitación mucho más rápido para que explote. Aunque los gases a menudo tienen que estar conectados con el aire en una concentración alta para que pueda entrar en una explosión, este tema no siempre debe subestimarse.

Otro problema en seguridad es proporcionar accesorios de iluminación especiales, así como interruptores de luz. Cada iluminación provoca un salto de flash en el interruptor, al final del aumento del consumo de energía de la lámpara en el momento central de su posición. Esto funciona tanto para lámparas incandescentes como para lámparas fluorescentes. Tal chispa es bastante para mí iniciar una explosión en presencia de gas inflamable. El uso de luminarias e interruptores especiales a prueba de explosiones reduce significativamente este riesgo, pero el problema más importante es el almacenamiento seguro de alcohol, sustancias inflamables y explosivas.