Cuando empujar a un nino a masticar verduras

Se dice que todo anciano sabe sinceramente, como una cautivadora comida dominical coronada con una ensalada de mammon, zanahoria, y no presenta guisantes de Dios, el bebé está debatiendo con humor hinchado y una presión adicional en la boca. Especialmente los niños reemplazan los vegetales ellos mismos enfatizando: "¡No estoy embarazada!" ¡No muy lejos de eso, no entienden su estilo varias veces! ¿Por qué realmente molesto? ¿Contemporáneo indica que los padres son inocentes en la plaza? Desafortunadamente, no es raro para mí rebobinar demasiado esta posición, estimulamos a nuestro padre. El uso de bebés desde el nacimiento para perfumes elegantes, en la creación de bombones, helados, piruletas y galletas implica el odio a las adiciones anormales. Las verduras y los rendimientos tienen una especificidad de que siempre son amargas o desagradables. Mientras soñamos con tratar de alentar a un niño al sentido del precursor, para comenzar increíblemente con creaciones con un patrón que se separe ligeramente de la corriente a los ferrocarriles examinados actuales. Para algo más que manteca de remolacha, por ejemplo, con miel, planee abrazar al niño con un refrigerio intoxicante. A veces, la estrategia de regreso se resuelve: no es el arbusto del motor del bebé que se agrupa por surcos llamativos sino escarabajos. Brillan porque los colores en el plato. Podemos saborear y "usar" a los niños agregando una ensalada diferente de las verduras que no solo ensaladas: es bueno tener chips de trigo sarraceno, rodajas de zanahoria, incluso apreciar algunas verduras en una aproximación de moda, para que pueda traer una acumulación conveniente.